Habilitar o inhabilitar la reproducción en directo de sesiones y la protección de la reproducción

Para habilitar o inhabilitar la reproducción de sesiones en directo

Si las sesiones se graban con la función de reproducción en vivo habilitada, se puede ver una sesión después grabarse, o mientras se está grabando. Ver una sesión mientras se está grabando es similar a ver las acciones ejecutadas en tiempo real. No obstante, hay un retraso de 1-2 segundos, el tiempo que tardan en propagarse los datos desde el servidor del Virtual Delivery Agent.

Algunas funciones no están habilitadas cuando se ven sesiones que se están grabando:

  • No se puede asignar una firma digital hasta que se complete la grabación. Si la firma digital está activada, es posible ver sesiones en directo, pero éstas no están firmas digitalmente y no es posible ver certificados hasta que se complete la sesión.
  • La protección de reproducción no se puede aplicar hasta que se finalice la grabación. Si la protección de reproducción está habilitada, es posible ver sesiones en directo, pero estas no están cifradas hasta que la sesión finalice.
  • No es posible guardar en caché un archivo hasta que la grabación finalice.

De forma predeterminada, la reproducción en directo de sesiones está habilitada.

  1. Inicie sesión en el equipo donde se encuentra el Servidor de grabación de sesiones.
  2. En el menú Inicio, elija Propiedades del servidor de grabación de sesiones.
  3. En Propiedades del servidor de grabación de sesiones, haga clic en la ficha Reproducción.
  4. Marque o desmarque la casilla Permitir la reproducción en directo de sesiones.

Para habilitar o inhabilitar la protección de la reproducción

Como medida de seguridad, la grabación de sesiones automáticamente cifra los archivos de grabaciones antes de descargarlos para verlos en el Reproductor de grabación de sesiones. Esta protección de reproducción impide que alguien que no sea el usuario que descargó el archivo copie o reproduzca el archivo grabado. Estos archivos no pueden ser reproducidos en otra estación de trabajo o por otro usuario. Los archivos cifrados se identifican con una extensión .icle. Los archivos sin cifrar se identifican con una extensión .icl. Los archivos permanecen cifrados mientras están en el caché de la estación de trabajo donde está instalado el Reproductor de grabación de sesiones hasta que los abre un usuario autorizado.

Citrix recomienda el uso de HTTPS para proteger la transferencia de datos.

De forma predeterminada, la protección de reproducción está habilitada.

  1. Inicie sesión en el equipo donde se encuentra el Servidor de grabación de sesiones.
  2. En el menú Inicio, elija Propiedades del servidor de grabación de sesiones.
  3. En Propiedades del servidor de grabación de sesiones, haga clic en la ficha Reproducción.
  4. Marque o desmarque la casilla Cifrar archivos de grabación de sesiones descargados para reproducirlos.

Habilitar o inhabilitar la reproducción en directo de sesiones y la protección de la reproducción