Prácticas recomendadas de Citrix VDI para XenApp y XenDesktop 7.15 LTSR

Manual y prácticas recomendadas para Citrix VDI (Descarga en PDF)

En los entornos empresariales tradicionales, los trabajadores pueden perder productividad de muchas formas: por ejemplo, durante la instalación de actualizaciones o revisiones en sus PC, o simplemente cuando no están en la oficina. La virtualización de escritorios y aplicaciones centraliza las aplicaciones y escritorios en un centro de datos, en lugar de dispositivos locales. Esto permite a los departamentos de TI entregar escritorios y aplicaciones a los usuarios cuando éstos los piden, en cualquier dispositivo y en cualquier lugar.

Veamos, como ejemplo, la siguiente respuesta de un usuario de virtualización de escritorios:

Experiencia sobre el terreno

“Como empleado remoto de la empresa, me encontraba con dificultades cada vez que necesitaba acceder a la intranet de la empresa, lo que me obligó a utilizar VPN para entrar en la red. También guardaba datos en mi dispositivo local porque intentar acceder a ellos a través de mi conexión de banda ancha era muy lento. Algunos compañeros de trabajo hicieron lo mismo y perdieron datos por culpa de un virus. Yo, afortunadamente, tuve más suerte.

Dependiendo de mi estado de ánimo (y del clima), cambiar dispositivos y ubicaciones me suponía un reto, ya que tenía que copiar las aplicaciones y datos a muchos dispositivos de punto final diferentes. Sabía que no era seguro, pero no me importaba porque me interesaba más la flexibilidad.

Desde que me he cambiado a un escritorio virtual, puedo usar cualquier dispositivo. Puedo trabajar desde cualquier ubicación. Y lo mejor de todo es que no me tengo que preocupar por copiar los datos y aplicaciones a todos mis dispositivos personales”.

No obstante, las organizaciones a veces no pueden alcanzar este objetivo. ¿Por qué hay algunas organizaciones pueden hacerlo con éxito, pero otras no?

Si se comparan los factores de éxito y fracaso entre la virtualización de escritorios y otros proyectos relacionados con las tecnologías, vemos que hay muy pocas diferencias:

Falta de justificación: Si no existe un motivo de negocio sólido, la virtualización de escritorios no es más que una nueva forma de entregar un escritorio. La justificación comercial da al equipo del proyecto un objetivo hacia el cual enfocar su esfuerzo.

Falta de metodología: Muchas personas que intentan implementar una solución de virtualización de escritorios fracasan porque se lanzan a ejecutar el proyecto sin entender previamente ni implementar los requisitos necesarios. Una metodología estructurada les puede proporcionar una ruta clara de ejecución del proyecto.

Falta de experiencia: Muchas personas que acometen un proyecto de virtualización de escritorios carecen de la experiencia necesaria, lo que deriva en una falta de confianza en el diseño. Los arquitectos empiezan a cuestionarse a sí mismos y el proyecto se posterga.

Esperamos que este manual sirva para aliviar la preocupación asociada a un proyecto de virtualización de escritorios. Queremos mostrarle que los desafíos se pueden resolver de una manera no solo técnicamente sólida, sino también factible y efectiva en organizaciones que trabajan con plazos determinados y se enfrentan a otros retos organizativos.

Citrix ha empleado con éxito la metodología, la experiencia y las prácticas recomendadas contenidas en este manual, en miles de proyectos de virtualización de escritorios.

Metodología

El manual de VDI de Citrix sigue la metodología de los servicios de consultoría de Citrix Consulting. Se trata de una metodología probada que se ha empleado con éxito en miles de proyectos de virtualización de escritorios. Cada fase contiene directrices acerca de las preguntas importantes que hay que hacerse, qué herramientas utilizar y otros consejos para ayudarle a ejecutar con éxito el proyecto. La metodología de Citrix Consulting consta de cinco fases:

Imagen de metodología

  1. Definición: Construye el argumento de negocio para justificar la virtualización de escritorios. Crea el mapa de ruta de alto nivel para el proyecto, define la prioridad de las distintas actividades y calcula los requisitos de almacenamiento y hardware.

  2. Evaluación: Se identifican los aspectos del negocio más importantes, de modo que se pueda definir la prioridad de los esfuerzos de la manera más adecuada. Además, se revisa el entorno actual para detectar posibles problemas y para identificar los casos de uso del proyecto. Esta información se utilizará para establecer la dirección de la implementación, actualización o expansión de Citrix.

  3. Diseño: Se define la arquitectura necesaria para satisfacer los aspectos del negocio más importantes y los criterios de éxito identificados durante la fase de evaluación. Se tratan temas como la escalabilidad del entorno, la redundancia y la alta disponibilidad.

  4. Implementación: Durante esta fase, se instala la infraestructura y se configura tal y como se describió en la fase de diseño. Todos los componentes de la infraestructura deben ser sometidos a pruebas de unidad y de regresión antes de dar acceso al entorno a los usuarios.

  5. Supervisión: Se definen los procesos de arquitectura y de operaciones necesarios para el mantenimiento del entorno de producción.

La metodología de Citrix Consulting sigue un proceso reiterativo de Evaluación > Diseño > Implementación para cada una de las iniciativas principales del proyecto. Con ello, su organización obtiene siempre mejoras tangibles en el entorno al final de cada ciclo. Por ejemplo, los grupos de usuarios de alta prioridad pueden progresar en las fases de evaluación, diseño e implementación antes que otros grupos de usuarios.

Nota

El Manual de VDI ofrece contenido relativo a las fases de Evaluación, Diseño y Supervisión de la metodología de Citrix Consulting.

Prácticas recomendadas de Citrix VDI para XenApp y XenDesktop 7.15 LTSR